Creyeron que gato rescatado era ciego, pero lo curaron y se llevaron una gran sorpresa

La mujer que rescató al gato de la calle llegó a pensar que el felino era ciego. La historia es viral entre los usuarios de Facebook….

Una mujer identificada como Carmen Morales adoptó a un gato que se encontraba en una situación crítica en las calles de Florida, Estados Unidos. Desnutrido, con sarna y huraño con los humanos, pero la peor parte es que la enfermedad que padecía no le permitía abrir los ojos. Su historia es viral entre los usuarios de Facebook.

«Ni siquiera podía ver o abrir los ojos porque tenía una gran cantidad de ácaros. Debe haber sido tan aterrador para él que no pudiera ver. Lo encontré abandonado en la calle y muy flaco porque no podía encontrar comida», comentó Morales, fundadora de Animal Friends Project , al reconocido portal web The Dodo.

Morales, quien ha dedicado parte de su vida al rescate y la crianza de decenas de gatos abandonados que ha recogido de la calle, creó una sala de recuperación donde tenía al felino en aislamiento en su baño y comenzó a alimentarlo y ha suministrarle medicinas y antibióticos para eliminar la infección que tenía en los ojos.

El animal se sentía tan incómodo de que le aplicaron los antibióticos hasta con algodones, pero después de algunos días comenzó a sanar y reducir la comezón. «Podíamos ver cómo su cuerpo tenso empezaba a relajarse a medida que pasaban los días. Finalmente pudo descansar sin rascarse tanto», indicó Morales.

El gato, que fue bautizado como Cotton [algodón en inglés], no podía ver y rápidamente comenzó a confiar en Morales. Ella le aplicaba todos los días un ungüento y aceite de coco para su piel irritada. Según se supo en Facebook, el felino fue recuperándose poco a poco y su actitud comenzó a ser paciente y amorosa.

Pero grande fue la sorpresa cuando Cotton empezó a abrir los ojos poco a poco y Morales descubrió que tenía un ojo azul brillante y otro color avellana. A medida que pasaron las semanas de tratamiento con antibióticos, Cotton superó los problemas de salud y parecía una mascota completamente normal.

«Pensamos que era ciego y que sería ciego para siempre. El veterinario pensó que incluso cuando sus ojos se recuperaran podrían estar dañados, pero no lo estaban. Fue una sorpresa tan maravillosa. Sus ojos eran simplemente hermosos», contó la mujer que rescató a Cotton.

Tras semanas de cuidados y recuperación, Cotton, de seis años había formado un vínculo muy estrecho con Morales, y a donde quiera que ella iba, él la seguía y era la única que podía acariciarlo. El tierno felino se halla ahora feliz y es el muevo miembro de la familia Morales, y ahora pasa sus días en un hogar que lo quiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: